Los alquileres se disparan en septiembre: cuestiones básicas que necesitas saber

alquiler-pisos
Cuestiones básicas para poner en alquiler un piso.

Todo lo  que necesitas saber antes de alquilar tu piso

El mes de septiembre marca el retorno a la vida cotidiana, después del período de vacaciones. Además de que los estudiantes inician un nuevo curso escolar, muchas personas también empiezan una vida diferente en este mes. Esto incluye cambiar de residencia. Por eso, durante septiembre se dispara el número de nuevos alquileres de viviendas.

Si tienes una vivienda y vas a alquilarla, es importante que tengas en cuenta algunos factores básicos que te garantizarán que todo el proceso será un éxito.

El tiempo de contrato

Empieza por pactar la duración del alquiler con tu arrendatario. Ten en cuenta que los contratos de menos de 3 años se renuevan automáticamente por un año más, si ninguna de las dos partes dice lo contrario.

Asimismo, ten en cuenta dos circunstancias:

  • Si necesitas la vivienda después de un año de alquiler para ti o para tus familiares directos, debes decírselo a tu arrendatario como mínimo 2 meses antes de que tenga que irse.
  • Al cabo de 6 meses de alquiler, el arrendatario puede dejar el piso, si avisa al menos 30 días antes.

La renta de la vivienda alquilada

El coste mensual del alquiler de tu vivienda debe ser pactado con tu arrendatario. Lo cobrarás mensualmente y no podrás pedir nunca un pago anticipado.

El precio del alquiler se actualizará según hayáis pactado, aunque el aumento anual del IPC estará siempre presente.

Para tu tranquilidad, debes saber que es obligatoria exigir una fianza en metálico a la firma del contrato, cuya cantidad mínima será la equivalente a un mes de alquiler.

La posibilidad de venta

¿Qué pasaría si necesitas vender la vivienda que tienes alquilada? Necesitas asegurarte de que tu arrendatario está  inscrito en el Registro de la Propiedad, ya que si no es así el nuevo propietario podría exigir la finalización del contrato.

Teniendo en cuenta todos estos factores, podrás tener la tranquilidad de que el arrendamiento de tu vivienda no implicará problemas añadidos.