No desaparecen después de vacaciones: radares que podemos encontrar en las carreteras

Los distintos radares que hay en la carretera.

¿Qué tipos hay podemos encontrarnos?

Si este verano te has ido de vacaciones en coche, seguro que has visto diversos radares en las carreteras españolas. El verano se acaba, pero los seguirás viendo. Por lo tanto, será mejor que los conozcas bien. Te explicamos qué radares puedes encontrar en las carreteras actualmente.

La función de los radares instalados por la Dirección General de Tráfico (DGT) es controlar la velocidad a la que conducimos por la carretera para evitar accidentes y ser conscientes de la necesidad de cumplir con la velocidad establecida. Para lograrlo,  existen distintos tipos de radares.

Radares para el control completo de la circulación

Los radares fijos se instalan en cabinas y postes y tienen un rótulo de ‘Punto de control de velocidad’. Dependiendo de dónde están instalados, miden la velocidad de quienes circulan en un sentido u otro.

Los radares móviles se colocan en un trípode, en coches especiales de vigilancia y en helicópteros. Si son de tecnología microondas, miden la velocidad de hasta 6 carriles de circulación, mientras que si son láser tan solo uno.

Por otra parte, los radares de tramo son fijos, y calculan la velocidad que lleva un coche durante un tramo de su recorrido. Habitualmente se instalan en vías convencionales.

Igualmente, también se encuentran radares ‘foto rojo’, que se colocan en los semáforos para detectar a los vehículos que pasan el semáforo en rojo.

Finalmente, los radares más modernos que puedes encontrar en las ciudades españolas son los Pegasus, radares-helicópteros que cuentan con dos cámaras. Una de ellas capta imágenes panorámicas, y otra de detalle para leer la matricula y que resulta muy necesaria porque son operativos a mucha distancia.

El conjunto de todos estos radares está destinado a cumplir con un objetivo: garantizar que los conductores cumplen con los límites de velocidad establecidos para ayudar a mejorar la seguridad vial y reducir el número de muertes por accidente en carretera.