Mejora tu empleabilidad: consejos para llamar la atención de tu CV

Mejora tu empleabilidad mejorando tu cv.

Empleabilidad y CV: no pases desapercibido en el proceso de selección

En el mercado laboral actual aún existen muchos puestos de trabajo que todavía tienen problemas para ser cubiertos, y la razón podemos encontrarla en una falta de empleabilidad de muchos de los aspirantes, que no se adaptan a lo que las empresas demandan.

De hecho, la empleabilidad es uno de los conceptos clave que todos los profesionales deberían saber manejar con acierto, para asegurarse de tener una exitosa vida laboral. Más allá de una formación acreditada específica, se trata de la capacidad de diseñar y desarrollar una carrera laboral, teniendo en cuenta tanto los conocimientos como sus actitudes y la visión y motivación en el trabajo.

La escasez de ofertas de empleo y un entorno cada vez más competitivo hace que los procesos de selección sean cada vez más completos y se exijan todas estas capacitaciones añadidas. Si queremos sobresalir ante los numerosos candidatos que tiene cada puesto de trabajo vacante, debemos ser capaces de demostrar que nuestro currículum se adecua a sus demandas.

¿Qué se tiene en cuenta de un CV?

Los idiomas y la edad son dos de los primeros datos que se usan para filtrar un CV. A estos, se le suma la capacitación digital y el lugar de residencia. Además, hay que tener en cuenta dos factores fundamentales: la formación y la experiencia, que pueden resultar un arma de doble filo para muchos aspirantes a un puesto de trabajo.

Tanto el exceso como la falta de experiencia y conocimientos pueden ser una traba a la hora de elegir un aspirante a un puesto de trabajo; por lo que es importante personalizar nuestro CV y carta de presentación para cada oferta de trabajo y no entregar una copia idéntica para todos.

Demostrar más allá de los conocimientos

Superada la primera fase de selección con los datos básicos aportados en el CV, si queremos mejorar nuestra empleabilidad tendremos que demostrar que reunimos las características adecuadas para ese puesto de trabajo. Es decir, con nuestro CV tendremos que dar la imagen adecuada para el perfil profesional requerido. ¿Qué habilidades y aptitudes están buscando? ¿Puedes encajar con ese perfil?

¿Cómo diferenciar nuestro CV del resto?

Es indispensable que señalemos nuestros puntos fuertes y diferenciales en nuestro CV, siempre teniendo en cuenta las posibles cribas que se van a hacer. Tener iniciativa propia a la hora de diseñar una presentación personal de nuestra formación y experiencia nos hará avanzar en la selección. Una buena manera de conseguirlo es presentar un ‘libro de nuestros logros’. Recoger nuestros logros profesionales en un  formato diferente, y relacionarlos con las tareas propias de nuestros anteriores empleos  nos ayudará a destacar ante los demás competidores.

Es muy probable que para un mismo puesto una gran parte de los candidatos coincidáis en el nivel de formación y educación recibida, así que recuerda que a la hora de entregar un CV debes destacar y diferenciarte mostrando todas las demás cualidades que puedes ofrecer y que encajan con el puesto vacante.