Protégete este otoño con vitamina C y ayuda a tu sistema inmunitario

Los alimentos con vitamina C.

¿Qué alimentos son ricos en vitamina C?

El otoño es una estación engañosa. Las agradables temperaturas de los días soleados se confunden rápidamente con tardes cada vez más cortas y con temperaturas cada vez más frías. Este cambio provoca la aparición de catarros, resfriados y gripes si no hemos preparado nuestro organismo con vitamina C.

La vitamina C es un nutriente esencial que aporta importantes beneficios a nuestra salud, y es indispensable para la metabolización de muchas otras vitaminas y procesos corporales naturales.

Descubierta en el año 1912, la vitamina C es un ácido ascórbico hidrosoluble imprescindible para el buen crecimiento y desarrollo de nuestro organismo. A continuación te listamos los aportes que tiene la vitamina C en nuestra salud, y te mencionamos los alimentos que la poseen para incluirlos en tu dieta habitual.

Beneficios de la vitamina C

-Poder antioxidante, aliado contra el envejecimiento prematuro: la vitamina C participa en el proceso natural de cicatrización de la piel, ya que este nutriente está íntimamente relacionado con la producción de colágeno. Al ser un potente antioxidante, la vitamina C ayuda a prevenir el cáncer y sus beneficios sólo pueden ser benignos.

-Ayuda al sistema inmunitario: este antihistamínico natural  aumenta las defensas de nuestro organismo, mejorando nuestro sistema inmunológico y combatiendo bacterias, virus, infecciones y enfermedades tan corrientes como el resfriado.

-Excelente regulador de la presión sanguínea: al desempeñar este rol, la vitamina C ayuda a prevenir el colesterol alto y los problemas de corazón en general.

-Ayuda en los problemas de visión: al colaborar en la irrigación sanguínea de la vista, tiene un gran beneficio en los problemas relacionados con las cataratas.

Alimentación de temporada

Este suplemento nutricional es fundamental en nuestra dieta e influye en una vida más sana y longeva. La vitamina C está presente en alimentos naturales como:

-Las frutas: mayoritariamente en los frutos rojos, los cítricos y los frutos exóticos como el kiwi, la papaya o el mango.

-Los vegetales y legumbres: en las verduras de hoja verde como las espinacas, los canónigos y el brócoli, en el pimiento rojo y verde, en la zanahoria, perejil y rábano y en legumbres como las judías y los guisantes.

-Los frutos secos: en los pistachos y nueces.

-Los alimentos de origen animal: en a leche y yogurt, además del pollo, y pato.

Así pues, recuerda incorporar alimentos ricos en vitamina C en tu dieta diaria para mantenerte sano, con las defensas altas y poder presumir de una piel hermosa y saludable.