Entérate, lista de principales fraudes inmobiliarios

Los principales fraudes inmobiliarios.

¿Cuáles son los principales fraudes inmobiliarios?

Un presupuesto ajustado o un calendario muy apretado hacen muchas veces que encontrar una vivienda para comprar se acabe convirtiendo en un verdadero problema. Por eso, algunas personas caen en la tentación de aceptar propuestas a simple vista magníficas, que resultan ser verdaderos engaños.

Los fraudes más conocidos

Conocer los principales fraudes inmobiliarios nos ayudará a evitar que nos engañen. Hacemos a continuación un repaso de los más habituales.

1.-El Rip Deal. Algunos estafadores buscan en Internet los anuncios de ventas de casas y contactan por mail con algunos vendedores, aparentando ser muy ricos. Conciertan una cita en un lugar alto nivel para hablar de la venta, pero una vez allí piden al vendedor que les cambie sus billetes de 500 euros en otros más pequeños a cambio de una comisión. Al ser un lugar público, quien acepta no se pone a comprobar que todos los billetes son verdaderos.

2.-Los okupas con beneficios. Algunas personas ocupan pisos en las zonas más pobres de grandes ciudades y luego los alquilan a inmigrantes usando contratos de alquiler falsos.

3.-Transferencias por adelantado. En algunos casos, los estafadores se presentan como intermediarios del alquiler de una vivienda para un familiar a quien le urge encontrar una residencia. Con las prisas por cerrar el trato, proponen pagar la fianza del piso con transferencia bancaria, que tarda unos días en hacerse efectiva. Mientras, aprovechan este margen de tiempo para enviar un justificante bancario falsificado por una cantidad superior, que el dueño de la vivienda devuelve. Posteriormente se dará cuenta de que esta transferencia no ha existido nunca.

4.-Vender el piso, pero quedarte con la hipoteca. Esta es una de los engaños más ‘legales’ que nos pueden hacer. Afecta especialmente a las personas en riesgo de desahucio, a quienes un estafador se ofrece  a comprarles la vivienda y dejarles vivir en ella a cambio de que paguen un alquiler. El problema es que el contrato de venta especifica que la cesión de la hipoteca solo se hará ‘si el banco lo permite’, cosa que evidentemente no sucede. Por lo tanto, los afectados se quedan sin vivienda, pagando un alquiler por su casa y manteniendo la hipoteca.

Cómo evitar que nos timen

Desconfiar de los anuncios que nos ofrezcan viviendas a precio muy inferior al del mercado, comprobar la existencia real de la vivienda a comprar y establecer métodos de pago seguros nos permitirá tener ciertas garantías de tranquilidad a la hora de comprar una vivienda.