Nunca es tarde para aprender: Acceso a la universidad para mayores de 45

El acceso a la universidad para mayores de 45 años.

Las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 45 años

Los estudios no son sólo para nuestros años de juventud. Los mayores de 45 años tienen una segunda oportunidad como estudiantes universitarios, tanto si en su momento no pudimos acceder a niveles superiores como si queremos ampliar conocimientos, ya sea por hobby o por motivos profesionales.  Las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 45 años nos dan una oportunidad para volver a las aulas en cuanto lo deseemos.

Estudiar, un desafío personal

Estudiar a partir de los 45 años se convierte en un reto para muchos adultos que han dejado los libros hace décadas y que tienen que presentarse a las pruebas de acceso a la universidad para volver  a la vida académica.

Mejorar la formación es una oportunidad para promocionarse profesionalmente, para encontrar un nuevo empleo o, incluso, para crear un negocio propio. Y también, ¿por qué no? es una excelente manera de crecer personalmente  y mantenerse vivo intelectualmente. Todos ellos son motivos más que suficientes para que muchas personas decidan su vuelta a las aulas con 45 años o más.

Las pruebas de acceso específicas

Si el estudiante no tiene un título previo que permita su matriculación universitaria deberá pasar por las pruebas de acceso específicas para mayores de 45 años, que pueden prepararse en un curso específico y que incluyen, entre otros exámenes, un comentario de texto y una prueba de lengua castellana y de la cooficial en la comunidad autónoma correspondiente.

Además de estos exámenes escritos, para acceder a la universidad siendo mayor de 45 años es necesario pasar por una entrevista personal, en la que se pretende conocer las motivaciones y capacidades de cada alumno para iniciar una carrera universitaria.

Resultados superiores a la media

Aunque empezar a estudiar de nuevo a partir de los 45 años puede parecer un reto, la verdad es que los resultados demuestran que estos alumnos consiguen un gran rendimiento en los estudios, probablemente porque su motivación es mucho mayor y porque saben lo importante que resulta para ellos una buena formación.