El problema de tomar antibióticos para gripes y resfriados

Antibióticos para gripes y resfriados.

Evita los antibióticos para curar gripes y resfriados

¿Quién no se resfría o tiene la gripe en invierno? Tarde o temprano, todos estamos enfermos y  a veces queremos solucionarlo nosotros mismos, automedicándonos. Esto puede resultar siempre peligroso, pero aún más si decidimos tomar antibióticos para curar gripes y resfriados.

La gripe y los resfriados son infecciones víricas, por lo que los antibióticos no pueden ayudar a curarnos. Al revés, es muy probable que provoquemos que las bacterias se conviertan en resistentes a los posibles tratamientos. Por lo tanto, la siguiente vez que tomemos antibióticos no nos harán efecto, a pesar de que los necesitemos.

Qué tomar para tratar una gripe o resfriado

Estas enfermedades están provocadas por un virus, lo que es una gran ventaja cara a nuestra recuperación. Los virus tienen un período de vida corto y mueren solos, por lo que sólo necesitaremos aplicar tratamientos que nos ayuden a aliviar los síntomas para sentirnos mejor.

Descansar muchas horas y beber mucha agua y todo tipo de líquidos es fundamental para recuperarnos de una gripe. Hay que tener en cuenta que los líquidos hacen que la mucosidad  se desprenda y se pueda eliminar más fácilmente y, además, nos aportarán la hidratación que podemos haber perdido si tenemos fiebre alta.

Los analgésicos como el paracetamol y el ibuprofeno nos ayudarán a reducir las molestias y dolores que podamos tener, por lo que son una buena opción para sentirnos mejor. También es importante que cuidemos el estado de nuestra garganta con unas gárgaras de agua y sal, y tomando caramelos o pastillas de la farmacia para suavizarla.

De igual modo, tampoco podemos olvidarnos de la nariz. Si la tenemos congestionada, podremos respirar con dificultad y notaremos una desagradable sensación de ahogo. Usar agua de mar isotónica, de venta en farmacias, para hacer un lavado nasal o un spray descongestionante para facilitar la eliminación de mocos nos  resultará de gran ayuda.

Con estos sencillos consejos, conseguiremos mitigar los síntomas de la gripe y resfriados todo lo posible, sin necesidad de recurrir a antibióticos para curar gripes y resfriados que pueden acabar perjudicando nuestra salud a largo plazo.