¿De qué partes se compone un contrato de trabajo?

las partes que forman un contrato de trabajo legal.

El contrato de trabajo, sin importar su duración, mantiene una estructura común

Cuando nos enfrentamos a tener que firmar un contrato de trabajo, muchas veces nos asaltan dudas sobre si el documento que se nos presenta es correcto. El desconocimiento del marco legal laboral y del lenguaje específico que se usa en este ámbito hace que muchas veces dudemos acerca de si nuestro contrato de trabajo es legal, y de si consta de todas las partes de que debiera.

Un contrato de trabajo refleja de forma voluntaria la relación entre un empleador y un empleado, pero no puede ser redactado por ninguno de ellos de manera aleatoria. Es imprescindible que siga una plantilla específica.

Las partes que debe tener un contrato de trabajo

En la cabecera de un contrato laboral debe aparecer el escudo del Gobierno de España, una mención al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la bandera de la Unión Europea y las frases “Servicio público de empleo estatal” y “Fondo social europeo, el FSE invierte en tu futuro”.

A continuación, debe especificarse qué tipo de contrato vamos a firmar: de prácticas, formación, indefinido o temporal. De todos modos, sea cual sea, el resto del contrato seguirá la misma estructura.

El siguiente campo que debe reflejar un contrato laboral son los datos de la empresa, que incluyen el CIF, la identificación del responsable de la empresa y su cargo. También debe cumplimentarse la razón social de la empresa, su domicilio social y de trabajo. Igualmente, constará el número de afiliación de la empresa a la Tesorería General de la Seguridad Social.

A continuación, es necesario que se reflejen los datos del centro de trabajo físico donde desarrollaremos nuestras tareas, incluyendo municipio y país.

Los datos del trabajador son una parte imprescindible del contrato laboral. En este apartado deberá constar nuestro nombre, DNI, fecha de nacimiento, número de la Seguridad Social, domicilio, formación y nacionalidad.

Las cláusulas y obligaciones

Una  vez reflejados todos los datos de la empresa y el empleado, un contrato de trabajo debe recoger la declaración de las cláusulas correspondientes a  la relación laboral que va a establecerse:

  • El tipo de servicio
  • La categoría laboral del empleado
  • El centro de trabajo
  • La jornada laboral.
  • Salario
  • Vacaciones
  • Duración del contrato.

Hay que tener en cuenta que, si tenemos cualquier conflicto laboral, prevalecerá en la decisión final lo que se refleja en el contrato, y si aún existen dudas se recurrirá al convenio colectivo correspondiente y al Estatuto de los Trabajadores.