¿Cómo afecta la antigüedad del coche al precio del seguro?

La antigüedad del vehículo en el seguro del coche.

La antigüedad del coche influye en el precio del seguro

Cuando contratamos una póliza de seguro de automóvil no estamos comprando un producto con un precio estándar, fijo en el mercado. Existen diversos factores que determinan el precio del seguro que finalmente nos establecen las compañías, como el modelo, el carburante que usa, su potencia o la antigüedad del coche.

La relación entre antigüedad y póliza de un automóvil

Si tenemos un coche antiguo, lo más habitual es que el precio de nuestra póliza de seguro sea inferior al de un vehículo nuevo. También hay que tener en cuenta que si hace años que conducimos, y somos buenos conductores, habremos conseguido una serie de bonificaciones que también nos permitirán disfrutar de nuestro seguro de coche en mejores condiciones económicas. Acumular antigüedad en la misma aseguradora, también mejorará el precio de nuestra póliza con el paso del tiempo.

¿Cómo modificamos nuestra póliza con el paso de los años?

Si tenemos un coche nuevo – o de 2 o 3 años – lo más habitual es contratar un seguro de coche Todo Riesgo, que ofrezca las máximas garantías y es que caso de siniestro, cualquier reparación de un vehículo nuevo en el mercado resulta cara.

Además, debemos tener en cuenta que este tipo de póliza es la más recomendable para asegurar nuestra inversión si aún estamos pagando por el vehículo nuevo. Por lo tanto, es imprescindible que le demos la mayor protección posible, que en algunas aseguradoras llega a ser una indemnización por la totalidad del valor de nuevo del automóvil, si se contrata un seguro a todo riesgo.

Cuando el coche tiene más años, este tipo de pólizas se sustituyen por otras. Los automóviles pierden valor y, en consecuencia, la aseguradora no nos indemnizará con el total del valor del coche si ocurre algo; sino por el valor venal del vehículo. Por lo tanto, es el momento de optar por un seguro a terceros con coberturas ampliadas, por ejemplo en caso de incendio o robo.