Fraude en los seguros de coche: ¿Cuáles son los más comunes y quién los comete?

fraude en los seguros de coche.

El fraude en los seguros de coche, al descubierto

Parece que la imaginación no tiene límites cuando hablamos de fraudes en seguros de coche. Los conductores que piensan estafar a las compañías aseguradoras realizan incluso montajes preparados con antelación para intentar asegurarse el éxito de su objetivo. Llama la atención que casi un 95% de los fraudes que se intentan realizar se relacionan con los daños materiales del vehículo.

Los tipos de fraude más habituales

La estafa más habitual a las compañías aseguradoras es la inclusión de daños ajenos al siniestro, aunque también es habitual encontrarse presupuestos de reparación inflados, el intento de hacer pasar una avería como consecuencia de un siniestro e, incluso, los falsos robos del vehículo.

Llama especialmente la atención los montajes que preparan algunos conductores, y que llegan a incluir la participación de varias personas para la simulación de un siniestro.  En el caso de las estafas por simulación de lesión, en la mayoría de los casos se opta por fingir una consecuencia física más grave que el daño real padecido en el accidente.

Quién y cuándo se defrauda

Los meses de primavera, es decir, los previos a las vacaciones de verano y enero son los períodos del año en que  se producen más fraudes a los seguros de coche. Además, estos actos se llevan a cabo sobre todo los lunes.

Los conductores masculinos son los que tienen más tendencia a defraudar a las compañías aseguradoras, aunque las mujeres tienen la tendencia a fingir más lesiones que daños materiales producidos en el siniestro.

Aunque se demuestra que cada vez menos conductores tienen la intención de hacer un fraude a sus aseguradoras, hay que tener en cuenta que el importe medio de cada estafa es de casi 1.300 euros. Huesca, Lugo y Almería son las provincias españolas donde se realizan los fraudes de más valor, al contrario que en Segovia, Zamora y Zaragoza.