¿Cómo se calculan las retenciones en la nómina?

Aprende cómo hay que calcular las retenciones que se hacen en la nómina.

Las retenciones en la nómina y la Declaración de la Renta

Cuando hablamos del sueldo que tenemos en nuestro puesto de trabajo, debemos tener en cuenta que se efectúan retenciones en la nómina que hacen disminuir la cantidad final que vamos a percibir. Calcular cómo se hacen estas retenciones nos ayuda a planificarnos mejor y, además, a ahorrar en la Declaración de Renta. Por lo tanto, merece la pena conocer el funcionamiento de este trámite que debe realizar obligatoriamente la empresa.

El cálculo de las retenciones

Las retenciones que nos hará la empresa en la nómina dependen de diversos factores, como por ejemplo:

-Nuestra situación familiar.

-El salario bruto en concepto de renta del trabajo.

-Los tramos a pagar a la Agencia Tributaria.

Hay que tener en cuenta que los mayores de 65 años a nuestro cargo, los familiares con discapacidad y otras cargas familiares repercuten en un menor IRPF a descontar de nuestra nómina.

Asimismo, cuando hablamos de devengos salariales por trabajo debemos valorar la retribución completa por nuestro trabajo, incluyendo cualquier complemento y gratificación por el trabajo hecho. Todos estos conceptos tributan en el IRPF, pero no así las indemnizaciones y el dinero que se paga a un trabajador para suplir el gasto previo que ha hecho él, como el pago de una comida.

Es a la cifra de devengos salariales de la que la empresa debe retener el dinero considerado un anticipo del IRPF.

De todos modos, es importante señalar que los devengos salariales inferiores a 12.450 euros no tienen que pagar IRPF, por lo que la empresa no tiene que hacer la habitual retención en la nómina.

Las retenciones y la Declaración de la Renta

Saber el dinero que la empresa retiene de nuestra nómina nos puede ayudar a ahorrar en la Declaración de la Renta y a gestionar el pago aplazado del IRPF. También es un dato importante para aquellos que trabajan en más de una empresa, ya que permite solicitar una retención más alta teniendo en cuenta el total de ingresos. De esa manera, tendremos que pagar menos en la Declaración de la Renta.

Asimismo, conociendo las retenciones que se nos practican podremos valorar la validez del sistema de  compensación flexible que nos ofrece nuestra empresa para sacar el máximo rendimiento de nuestro salario.