¿Cómo tributan los planes de pensiones y los PPA en la Declaración de la Renta?

Te contamos cómo tributan en la declaración de la renta los planes de pensiones y los PPA.

Ventajas fiscales y casos especiales de la tributación de los PPA y Planes de Pensiones

Optar por suscribir planes de pensiones o Planes de Previsión Asegurados (PPA) nos ayuda a asegurar nuestro futuro económico y, además, nos da la opción de desgravar en la Declaración de Renta. Saber  cómo tributan ambos tipos de planes nos permitirá saber qué producto nos interesa más contratar para poder ahorrar a largo plazo y complementar en su momento los ingresos que tengamos por la pensión de jubilación. 

Las ventajas fiscales

Tanto los planes de pensiones como los PPA  nos permiten desgravar el dinero que hemos aportado a lo largo del año con una reducción directa de la base imponible del IRPF. Pero esta no es la única ventaja fiscal que nos aportan. Las aportaciones a estos planes y las plusvalías que puedan generar tributan como rendimiento del trabajo y, por lo tanto, se pueden cobrar como capital, renta o en forma mixta. Y esto se hace extensible a los casos en que el tomador del seguro haya fallecido y sus beneficiarios cobren el capital acumulado.

La reducción fiscal en el 2016 estará en una horquilla de entre el 19 y el 45%, dependiendo de la comunidad autónoma en que se viva.

Casos especiales

Muchas de las personas que hoy en día cuentan con uno de estos planes de pensiones o un PPA han hecho aportaciones antes del año 2007. En este caso, hay que tener en cuenta que tendrán una exención fiscal del 40% si reciben el dinero en un solo pago o lo rescatan. Eso sí, esto solo puede hacerse en un mismo año fiscal, independientemente del número de planes de pensiones que se tenga. Por lo tanto, es necesario rescatarlos o cobrarlos todos a la vez.

En definitiva, conocer la fiscalidad de los planes de pensiones y los Planes de Previsión Asegurados nos resultará fundamental a la hora de saber cuándo es el mejor momento para rescatarlos y, de esta manera, poder conseguir el mayor beneficio económico de las aportaciones realizadas. Algo clave, porque no podemos olvidar que contratamos estos planes para garantizar nuestro futuro económico cuando dejemos de trabajar.