¿En línea, batería o en oblicuo? Técnicas para que aparcar sea más fácil

Aprende a aparcar más fácilmente con las técnicas para aparcar que te damos en este artículo.

Si no te gusta aparcar el coche, esto te interesa

Para muchos conductores, un hecho tan cotidiano como aparcar puede convertirse en un verdadero problema. Si es tu caso, te irá bien conocer algunos trucos que te ayudarán a estacionar mejor, más rápidamente, y sin que tengas que perder los nervios cada vez que te toca dejar el coche.

Nociones básicas para aparcar

Además de tener en cuenta las características propias de aparcar en línea, en batería o en oblicuo, es importante que conozcas los principios básicos que todos deberíamos aplicar a la hora de estacionar.

No colocarte junto a contenedores para evitar posibles accidentes, plegar los retrovisores siempre al acabar y asegurarte de haber subido las ventanillas pueden parecerte consejos muy básicos, pero la verdad es que no todo el mundo lo hace.

Además, también debes tener en cuenta que la tecnología nos ha proporcionado en los últimos años diversas soluciones que nos pueden ayudar a mejorar nuestras habilidades a la hora de aparcar, como los sensores de parking, las cámaras traseras y cenitales, o el detector de obstáculos trasero. Por supuesto, tampoco podemos olvidarnos de los eficaces sistemas de aparcamiento asistido que funcionan con eficacia, aunque son un poco lentos.

Cómo aparcar en línea

Empieza por señalar con el intermitente el lado hacia el que vas a aparcar, y coloca el coche en paralelo al que está al lado del hueco. El truco está en que dejes una distancia de un metro y hagas coincidir los retrovisores. A continuación, comienza a dar marcha atrás en línea recta y toma como referencia la esquina trasera izquierda del otro coche para detenerte.

El siguiente paso es girar toda la dirección a la derecha y volver a  dar marcha atrás hasta ver el faro delantero derecho del coche de atrás. Al parar en esta posición, ya solo te queda girar toda la dirección a la izquierda y dar marcha atrás para estacionar el coche.

Aparcar en batería

Enciende el intermitente del lado hacia el que vas a aparcar y coloca el coche en perpendicular  a los ya aparcados, dejando un metro de distancia. Procura que el parachoques trasero esté alineado con el vehículo ya aparcado.

Gira toda la dirección a la derecha, y retrocede el coche controlando con los retrovisores para no tocar con los automóviles aparcados a tu derecha e izquierda. Es un proceso rápido y poco problemático, pero ten en cuenta que no tendrás una buena visibilidad al hacer marcha atrás.

Cómo aparcar en oblicuo

Pon el intermitente del lado hacia el que vas a aparcar,  y gira la dirección vigilando de no rozar con los coches a tu alrededor. Es un método sencillo y rápido que, paradójicamente, solo te dará problemas a la hora de sacar el coche, ya que te dejará poca visibilidad. Procura entonces dar marcha atrás y girar toda la dirección cuando tu eje toque la esquina trasera del coche a tu derecha.