¿Cómo detectar ofertas de empleo falsas y cuál es su peligro?

Descubre las ofertas de empleo falsas más rápido.

Te damos algunas pautas para detectar ofertas de empleo falsas

La fuerte demanda de empleo hace que algunas personas con malas intenciones vean en la necesidad una oportunidad. Así aparecen ofertas de empleo falsas que pretenden sacar beneficio económico de todas aquellas personas que están buscando un puesto de trabajo. Saber detectarlas es esencial para evitar caer en el peligro que conllevan.

Ofertas falsas específicas

Es importante tener en cuenta que la mayoría de ofertas de trabajo falsas que se hacen se orientan con trabajos muy concretos. De hecho, los empleos desde casa y los conocidos como pirámides y mediadores de transacciones son los más habituales. Si estás buscando trabajo, debes saber que algunas de estas ofertas son muy peligrosas y pueden, incluso, acarrearte consecuencias penales.

Los mediadores de transacciones es una de las ofertas de empleo falsas más peligrosas que te puedes encontrar en la red. Es una estafa en la que una persona recibe una transferencia bancaria en su cuenta para que la acabe ingresando en otra por una comisión.

Empresas que no existen

Un gran número de estas ofertas falsas se encuentran en Internet, y muchas de ellas hacen referencia a empresas que ni siquiera existen. Por desgracia, esto es especialmente habitual en el caso de ofertas para ir a trabajar al extranjero. Se ha dado un gran número de casos de personas que han llegado a su supuesto destino de trabajo y no han encontrado ni la empresa que en teoría les había contratado previamente. En otros casos, se han topado con unas condiciones de trabajo muy diferentes a lo esperado, que no tenían nada que ver con lo prometido.

Las claves de una oferta falsa

Es imprescindible que aprendas a detectar las ofertas de empleo falsas para evitar que te lleves un susto desagradable en tu búsqueda de trabajo. Por eso, es importante que desconfíes de los anuncios en los que:

– Se pide dinero por adelantado

– Se ofrecen horarios y sueldo fuera de los parámetros más optimistas

– No se especifican bien las tareas

– Usa correos generalistas

– Requieren de una llamada a un teléfono con prefijo 800 o 900

Ante cualquier duda de si estás ante una oferta de trabajo falsa, no sigas adelante la relación con los ofertantes y ponte en contacto con las autoridades oportunas.