PIAS y PPA, ¿qué son y en qué se diferencian?

Conoce las diferencias entre PIAS y PPA

Las diferencias entre PIAS y PPA

Preparar la jubilación implica buscar opciones de ahorro que nos permitan acumular una buena cantidad de dinero para asegurarnos un  nivel de vida tranquilo cuando llegue el momento de dejar de trabajar. Uno de los problemas a los que podemos enfrentarnos en este proceso es el desconocimiento de ciertos productos financieros, como el PIAS y el PPA.

Tanto el PIAS como el PPA son dos opciones de seguros de ahorro a largo plazo, que nos permitirán complementar la pensión de jubilación que nos vaya a quedar después de los correspondientes años de tributación laboral. De todos modos, debemos tener claro que su importe no nos permitirá sustituir la prestación que nos ofrece la Seguridad Social.

¿Qué es el PIAS?

Los planes individuales de ahorro sistemático o PIAS son seguros individuales que nos permiten ahorrar a largo plazo las aportaciones que hagamos a su fondo.

Este producto financiero destaca por la gran flexibilidad que nos ofrece en el momento de configurar nuestro propio plan de ahorro. Con un mínimo de 5 años, podremos elegir el vencimiento que deseamos y el posible rescate total o parcial del dinero ahorrado.

Hay que destacar también que los PIAS se pueden cobrar en forma de capital o renta vitalicia. Gracias a esta última, podremos conseguir importantes reducciones fiscales.

Los PPA

En los Planes de Previsión Asegurado o PPA percibiremos sus rendimientos al jubilarnos.

En consecuencia, los PPA son productos de jubilación  estables y muy rentables, que tributan como rendimientos del trabajo. También merece la pena destacar que estos seguros de ahorro tienen un límite en las aportaciones de 8.000 €.

Finalmente, es necesario tener en cuenta que el dinero de este seguro de ahorro estará disponible en caso de que tengamos una enfermedad grave, incapacidad o prestación de paro de larga duración.