Ventajas y desventajas de las pagas prorrateadas

Beneficios pagas prorrateadas

¿Por qué optar por pagas prorrateadas?

Cuando optamos a un empleo, es importante que tengamos en cuenta las condiciones laborales que se nos ofrecen, y que en muchos casos pueden determinar la cantidad de dinero que cobraremos realmente a final de mes. En otras palabras, podemos cobrar simplemente la nómina o este importe con el añadido de las pagas extras prorrateadas.

Algunos empleados rechazan la posibilidad de cobrar las pagas prorrateadas pensando que no les resulta tan rentable como cobrar las pagas extras en el momento adecuado, pero la verdad es que cada sistema cuenta sus ventajas e inconvenientes.

Los beneficios (o no) de las pagas prorrateadas

El mito popular dice  que cotizamos menos si cobramos 12 pagas en lugar de 14, pero la verdad es que la administración cobra a partir de una base de cotización que no varía en función de si prorrateamos o no las pagas.

Otros trabajadores rechazan las pagas prorrateadas por cuestiones de organización, ya que no es lo mismo disponer de una paga extra entera que una pequeña cantidad de dinero cada mes, que resulta muy difícil de ahorrar. En cambio, para otras muchas personas la posibilidad de disponer de al menos una parte de la paga de manera inmediata es una garantía de poder empezar  a invertir.

Más vale pájaro en mano…

¿Qué es mejor, esperar meses a tener un sueldo extra entero o ir cobrando un poco cada vez? Esta es la pregunta que se plantean entre quienes deben decidir entre cobrar pagas prorrateadas o no.

Tener dinero en mano de manera inmediata cada mes, aunque sea poco, es una garantía de tranquilidad para muchos empleados que prefieren no arriesgarse a que una crisis en un momento dado pueda significar el recorte de la paga extra.

Además, muchos empleados prefieren recibir una pequeña cantidad de dinero prorrateado y tener ese ingreso asegurado a dejar que la empresa disponga de su dinero para especular con inversiones. De esta manera, se aseguran de que una mala inversión de los responsables de la compañía no acabe significando la pérdida de sus ingresos.