Evita la depresión después de la jubilación

Evita la depresión despues de la jubilación

¡No te deprimas después de la jubilación!

La jubilación es el paraíso para muchas personas que ya están cansadas de trabajar durante años y tienen ganas de abrir su vida a numerosas actividades de ocio. Pero no todos los trabajadores asumen igual de bien este cambio de vida. Son muchas las personas recién jubiladas que acaban cayendo en la depresión por no saber gestionar su nuevo día a día.

Si estás a punto de jubilarte, es importante que evites caer en la depresión aplicando algunos consejos que te ayudarán a ver la vida de otra manera.

Antes de la jubilación

Prepara tu gran día mucho antes de tu última jornada laboral. Empieza a pensar qué te gustaría hacer cuando tengas tiempo para ello e, incluso, puedes ya incorporar algunas actividades a tu rutina actual para hacer la transición más fácil.

No pienses que la jubilación va a ser el final de tu etapa laboral. Tómatelo más bien como una nueva oportunidad para empezar otra vida. Podrás descubrir cosas que no has vivido hasta ahora por falta de tiempo, y empezar a hacer todo lo que siempre habías soñado y no habías podido.

Después de la jubilación

Una vez hayas dejado de trabajar, no puedes bajar la guardia en ningún momento. Olvida el sofá y la tele, y busca actividades que te hagan estar en movimiento continuamente. Puedes combinar hobbies relajados como leer y pintar con otros que te requieran más esfuerzo físico, como nadar e ir en bicicleta. De esta manera, te asegurarás de mantener tu mente y cuerpo en equilibrio.

Igualmente, no olvides relacionarte con gente. Haciendo actividades nuevas podrás conocer a muchas personas, pero también es verdad que probablemente el trabajo y la vida diaria te han hecho dejar de lado amigos y familiares que aun aprecias mucho. ¿Por qué no recuperar el trato con ellos? Eso sí, ten en cuenta que tu horario ya no será el de la mayor parte de gente que forma parte de tu entorno, ya que probablemente ellos seguirán trabajando y teniendo obligaciones. Rodearte de personas en  tu misma situación laboral y personal te ayudará a sentirte cómodo y a encontrar el apoyo que necesitas para tu nueva etapa.