La importancia de cambiar el filtro del aceite del coche

El filtro del aceite del coche

Cambiar el filtro del aceite del coche, esencial para una conducción segura

Los conductores debemos ser conscientes de la necesidad de contar con un buen mantenimiento técnico para nuestro coche. Si nuestro automóvil funciona correctamente, tendremos la tranquilidad de que podrá responder rápidamente ante cualquier problema que se nos presente durante la conducción. Cambiar el filtro del coche es una acción fundamental en este proceso.

El filtro del aceite del coche y el motor

¿Por qué es tan importante que cambiemos el filtro del aceite del coche regularmente? Esencialmente, porque de su estado depende  el buen funcionamiento del motor.

Evidentemente, si el motor del coche no está en buenas condiciones, tampoco lo hará el automóvil. Por lo tanto, debemos mimar su funcionamiento. Y en este sentido, no podemos olvidar que las piezas del motor  logran engranarse correctamente gracias al aceite, que evita fricciones.

El cambio del filtro del aceite del coche posibilita que no se acumule la suciedad y, por lo tanto, que el engranaje de las piezas del motor sea el adecuado. De esta manera, se desgastarán menos. En consecuencia, mejoraremos el rendimiento del motor del coche.

La función del filtro del aceite

De los diversos filtros que existen en el mecanismo de un coche, sin duda el del aceite es el más importante. Si está en mal estado, no conseguirá filtrar de manera correcta las impurezas que contiene el aceite, fruto de la combustión o de pequeños desprendimientos de las piezas que lubrica. Si no se filtran, las impurezas del aceite acaban llegando al motor,  cuyo funcionamiento se verá afectado por ellas.

Pasar las revisiones oportunas y cambiar los filtros del aceite nos permitirá tener la tranquilidad de que nuestro automóvil está en buenas condiciones. Hay que tener en cuenta que con solo el tradicional cambio de aceite no conseguiremos evitar la existencia de impurezas en el lubricante nuevo que pongamos. De hecho, solo conseguiremos ensuciarlo. Por lo tanto, la única manera de proteger el motor de estos elementos es cambiar regularmente los filtros del aceite del coche.